Carmen Arteaga

Carmen Arteaga nos habla de su nueva novela: Cuando el mundo sea más grande

Hoy, en nuestra sección de entrevistas, tenemos la suerte de entrevistar a la autora Carmen Arteaga, que acaba de estrenar su nueva novela titulada Cuando el mundo sea más grande.

¡Gracias Carmen por dedicarnos este rato! Empezamos con las preguntas:

Para los que no te conozcan: ¿Quién es Carmen Arteaga?

Uf, no lo sé ni yo. Cambia según el día que me preguntes, jejeje. En general, soy una escritora que convive con mucha gente en su cabeza. Soy autoexigente hasta rozar lo absurdo y no puedo vivir sin música.

¿Cómo comenzó tu pasión por la escritura?

La Sombra del viento, de Ruiz Zafón, me despertó las ganas de leer y escribir hace muchos años. Y siempre que veía una serie en la tele me fijaba mucho en los diálogos, analizaba las tramas, etc. En un primer momento quise ser guionista, profesión que ejercí unos años. Después trabajé como redactora, pero echaba mucho de menos escribir ficción, así que terminé escribiendo mis propias historias.

Háblanos de tus primeras novelas: La banda sonora de Vera y La isla de Aura ¿Cómo surgieron? y ¿Qué podrá encontrar el lector en ellas?  

La idea de La banda sonora de Vera ni siquiera la busqué, ella misma encontró la  manera de salir. Surgió en mi cabeza mientras estaba de vacaciones, tumbada en una playa de Tenerife. El proceso de Aura fue distinto, más meditado. Nació de una cápsula del tiempo que mi marido había enterrado diez años atrás con unos amigos.
Ese fue el germen de la historia.
Lo que tienen ambas novelas en común es humor, amor en todas sus formas y música.

Vemos que La banda sonora de Vera está escrito en colaboración con Mª Eugenia Matesanz. ¿Cómo ha sido el proceso de escribir a cuatro manos? 

Fue un reto escribir a cuatro manos, teníamos que tener mucho cuidado para que no se notara el cambio de pluma, pero a la vez hacerlo acompañada de alguien con talento como M.Eugenia fue un lujo. Y lo que nos reímos haciendo chistes de penes quedará para la posteridad.

Cuando el mundo sea más grande tiene una portada preciosa y una sinopsis de lo más llamativa ¿Puedes hacernos algún pequeño adelanto de lo que vamos a descubrir en sus páginas?

Puedo decir que encontraréis una historia donde el pasado pesa mucho sobre el presente, y una protagonista que, según mis lectoras cero, está como un puto cencerro. Hay un poco de drama, pero sobre todo risas. O eso espero…

¿Qué es lo que más te emociona de lanzar una nueva novela? 

Con mis primeras novelas solo el hecho de tenerlas en las manos ya me emocionaba muchísimo. Ahora, a punto de publicar la cuarta, es el contacto con las propias lectoras lo que más feliz me hace, porque me escriben para contarme sus impresiones y “sufren” tanto las historias que las hacen mucho más vivas. Hasta me agradecen que les dé un respiro del mundo real y eso es maravilloso. 

¿Cómo compaginas la escritura con tu día a día?

Trato de mantener una rutina y escribir todos los días, pero no siempre puedo cumplirla, así que termino arañando las horas que puedo. Es lo que tiene ser madre de un terremoto de año y medio que intenta lesionarse cada dos minutos.

Y, por último ¿qué consejos darías a un autor novel que no tiene claro qué hacer con su primera novela? 

Que se lance, que autopublique, previa corrección profesional de su manuscrito,
siempre que eso último sea posible. El peor lugar que existe para dejar un libro es un cajón. Que siga escribiendo, aprendiendo, mejorando… Y que no tenga prisa, que disfrute del camino porque esto es una carrera de fondo.

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.